El Camino de Santiago

Mural del escultor José Manuel Legazpi (Aula Universitaria Valdés-Salas)
Mural del escultor José Manuel Legazpi (Aula Universitaria Valdés-Salas)

Hijo del Trueno, Yago, Peregrino, Matamoros, Santyago, Hijo del Zebedeo, Vencedor en Clavijo, Apóstol, Yagoba, Diego, St. James, St Jecques, Jakobs, Pescador, Discípulo, Mártir de Roma, Viajero en barca de piedra, etc.

Finisterre, Dios tonante, Compostum, Compostela, Camposanto, Constelación láctea, Prisciliano Hereje, Martín de Tours, Concha de Venus, un Rey Asturiano, etc.

Per ager, Calzada, Rodera, O Camiño, El Camino, The Way, Le Chemin, Wes, O Caminho, Il Camino, etc.

Un ideal, una invención, un intercambio de culturas, una esperanza, un arrepentimiento, una forma de comerciar, una creencia, una perdonanza, una propagación del Arte, una forma de vivir, un reencuentro, una iniciación, un santo Grial, un pobre, un noble, una prostituta, un trovador, un buscavidas, un malato, un saltimbanqui, un clérigo, etc.

Capillas, Hospitales, Fuentes, Lazaretos, Cruceros, Puentes, Monasterios, Catedrales, etc.

De todo ello, mezclado, resultó un acontecimiento único en la Historia: EL CAMINO DE SANTIAGO.
Alfredo Fuenteseca, impulsor del Camino Primitivo

El Camino Primitivo

Cuando fue descubierta la tumba del Apóstol Santiago en el año 813, el rey astur Alfonso II, apodado el Casto, peregrinó desde Asturias hasta Galicia para verificar su descubrimiento. Para realizar el camino eligió la senda que une Oviedo y Lugo por el interior de las tierras asturianas. Desde ahí, continuó hasta la capital compostelana, donde ordenó construir una iglesia en la que pudieran reposar los restos del Apóstol y que hoy es la Catedral de Santiago, destino de peregrinación desde todos los rincones del mundo.

La peregrinación de Alfonso II dio origen a la primera de las rutas jacobeas: el Camino Primitivo, un itinerario montañoso que parte de Oviedo hacia el occidente asturiano hasta llegar a Santiago de Compostela pasando por Lugo. El punto de partida del Camino Primitivo es la Catedral de San Salvador, en Oviedo. Este es el origen del dicho popular: “Quien va a Santiago y no a San Salvador visita al siervo y olvida al señor”.

¿Por qué elegir el Camino Primitivo?

El Camino Primitivo forma, junto con el Camino de la Costa, el llamado Camino del Norte. Esta es una de las rutas que más peregrinos eligen en los últimos años por la belleza de sus paisajes y monumentos. Aunque es transitable a pie, en bicicleta podemos encontrar inconvenientes en algunos tramos, como el barro en época de lluvias y pendientes dificultosas. No obstante, siempre pueden esquivarse utilizando carreteras y caminos alternativos.

Esta es, posiblemente, una de las rutas más duras de todas las que conforman el Camino de Santiago en la península Ibérica. Viviremos ascensos considerables, como el del puerto del Palo, antes de Grandas de Salime. A la dificultad de la travesía se añaden los tramos que pueden convertirse en barrizales en épocas lluviosas.

La dureza de este recorrido se ve compensada con creces porque nos permite descubrir la auténtica raíz de la peregrinación hacia Santiago de Compostela. El Camino Primitivo atraviesa zonas de inmensa belleza natural con muy pocos tramos asfaltados. Al atractivo paisajístico se suma la abundancia de monumentos históricos, especialmente en Oviedo y Lugo, las dos ciudades que marcan el inicio y el fin, y, por supuesto, la capital compostelana.

La longitud total del Camino Primitivo es de 321 km, divididos en 14 etapas a pie o 7 en bicicleta. En cada una de ellas, los peregrinos encuentran albergues públicos y hospedajes privados, así como lugares donde comer y reposar. Los ciclistas lo tienen algo más complicado, puesto que es una ruta escasa en servicios especializados, lo que supone un verdadero problema por la dureza del trazado y los numerosos desniveles. En TaxiCamino ofrecemos un servicio de traslado de bicicletas entre Oviedo y Lugo, además de transfers, vehículos de apoyo, transporte de equipajes y servicio de recogida en el aeropuerto de Asturias. En definitiva, todo lo que el peregrino pueda necesitar para aligerar la carga de su camino.

¿Qué ver en el Camino Primitivo?

Iglesia de San Miguel de Lillo

La iglesia prerrománica de San Miguel de Lillo, dedicada a San Miguel Arcángel, fue construida por Ramiro I en los alrededores de Oviedo, a escasos metros de Santa María del Naranco. Edificada en el siglo IX, es uno de los símbolos más importantes del prerrománico asturiano. Dada su gran relevancia, fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985.​

Monasterio de Santa María la Real

El monasterio de Santa María la Real de Obona está situado en la localidad de Obona (concejo de Tineo). De orígenes inciertos, se atribuye su construcción a Adelgaster, hijo del rey Silo, en el año 871. En el XII se convirtió en un importante centro benedictino al que Alfonso IX otorgó el privilegio de paso obligatorio de los peregrinos hacia Santiago de Compostela. Fue declarado Monumento Nacional en 1982.

Palacio de Doriga

El Palacio de Doriga, situado en la localidad de Doriga (concejo de Salas), tiene su origen en una torre defensiva medieval del siglo XIV. Tras su ampliación en el siglo XVI, se convirtió en una interesante muestra de edificación señorial.

Catedral de Oviedo

La catedral de Oviedo, punto de partida del Camino Primitivo, se comenzó a construir en el año 1129. Las sucesivas reformas hicieron de ella un compendio de varios estilos arquitectónicos.

La Sancta Ovetensis o catedral de San Salvador, como también se la conoce, es meta y lugar de partida de peregrinos desde tiempos del rey Alfonso II el Casto. De ahí el dicho: «Quien va a Santiago y no al Salvador, visita al criado y no al Señor».

Compartir
Abrir chat
1
¿En qué podemos ayudarte?
Hola
¿Podemos ayudarte?